jueves, 12 de julio de 2007

Bebidas gaseosas

Las bebidas carbonatadas o gaseosas con gas, representan un riesgo muy grande para quien las consume, ya que no aportan ningún beneficio nutricional, pues no contienen vitaminas, minerales, ni proteínas; sólo sacarosa o azúcar blanca, misma que es responsable de los daños que ejercen sobre la salud.

Se componen de agua, anhídrido carbónico, azúcares o edulcorantes artificiales, agentes aromáticos y otros aditivos como la cafeína, el ácido fosfórico o el glutamato monosódico.

¿Cuáles son esos daños?

Las consecuencias negativas que representa el consumirlas son: la obesidad, déficit de calcio y hierro, caries, etc.

Por ejemplo, un refresco multiplica por seis el peligro de que tu ser querido engorde. Además, al combinarlo con alimentos poco saludables como hamburguesas, papas fritas, etc., potencializa el riesgo de que aparezca la obesidad y, con ello, dar lugar a otros padecimientos.

Otro ejemplo es que al tomar una lata de cualquier gaseosa es como beber un vaso con tres o cuatro sobres de azúcar disueltos en ella.

Pueden, incluso, producir o empeorar la osteoporosis, inhiben las secreciones biliares y alteran la flora bacteriana; provocan estreñimiento; contribuyen a la aparición de afecciones cardíacas, problemas de memoria y trastornos musculares.

A continuación se desglosan detalladamente cada una de las sustancias que se encuentran en las bebidas carbonatadas, y sus efectos sobre la salud:

  • Anhídrido carbónico: conocido como dióxido de carbono. Este gas aporta a las bebidas el efecto burbujeante. Estimula la secreción de jugos gástricos, pero también produce cierta distensión gástrica con lo que el apetito disminuye y da lugar a que se eviten alimentos saludables que el organismo necesita. Este gas puede producir gastritis; y tiene un nivel ácido muy fuerte que afecta el esmalte de los dientes.
  • Azúcar: funge como ladrón de vitaminas A y C, B1, B2 y B3, y al presentar un déficit de ellas se presentan distintos trastornos; por ejemplo: la falta de vitamina B1 produce trastornos de la memoria, en el metabolismo del sistema nervioso y dificultad para procesar la glucosa; la carencia de vitamina B2 tiene como consecuencia trastornos de la respiración celular; un déficit de vitamina B3 afecta a la producción de energía, el buen estado de los tejidos y mucosas del sistema digestivo, a la circulación, a la presión arterial, etc. Además con tanta azúcar, aparecen la caries; y, lo más importante, el consumo de refrescos con gas azucarados representa una causa de infarto, por encima de la ingesta de grasas.
  • Edulcorantes: en muchas bebidas, tienen el papel de sustituir el azúcar por los riesgos que ésta tiene sobre el cuerpo. Sin embargo, también tienen un alto contenido energético, con lo que se producen diversos trastornos intestinales. Y, como dato interesante, son una de las sustancias que hacen que tu ser querido se vuelva adicto a estas bebidas.
  • Acidulantes: a ellos se debe el sabor ligeramente ácido que tienen los refrescos. Los más utilizados son el ácido cítrico y el ortofosfórico. Éstos, al igual que los azúcares, roban minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el sodio, y los huesos serán los más afectados.
  • Glutamato monosódico: llamado también “la nicotina de los alimentos”. Su función es impedir el buen funcionamiento de los mecanismos inhibidores del apetito y logran que tu familiar tenga un hambre desesperada, lo que contribuye a los problemas de obesidad.
  • Cafeína: se trata de una sustancia sumamente poderosa y adictiva. En realidad no tiene otra función más que lograr una adicción a los refrescos. Sus efectos negativos son: náuseas y vómitos, ansiedad, temblores, dificultad para dormir, confusión mental, trastornos gástricos, entre otros.
  • Ya que conoces todos estos datos y sabes lo peligrosas que son las bebidas con gas, trata de eliminarlas de tu dieta y a incrementar el consumo de agua; esto te evitará muchos problemas derivados del exceso de peso; además, facilitará una reducción de tus niveles de obesidad.


    Fuente: Todoensobrepesoyobesidad.org

    Recetas de jugos naturales:
    http://www.asesorianutricional.com.ar/recetas-antienvejecimiento.htm#9
    http://www.asesorianutricional.com.ar/medicina-naturista.htm
    Informacion del Agua
    http://www.asesorianutricional.com.ar/h2oagua.htm
    http://www.asesorianutricional.com.ar/nutricion-14.htm

    1 comentario:

    Pablo dijo...

    Considero que esta entrada es muy buena, la verdad es que está muy completa, da a concoer ´con gran exactitus los distintos daños que posee el tomar bebidas gaseosas y los peligros que el consumod e esta tiene.
    Dentro de los componentes de la bebida gaseosas, me gustaría sugerir el agregar que ésta, al poseer anhidrico carbónico, reacciona con el agua presente en nuestra boca, provocando ácido carbónico (H3CO2), el cual es un compuesto altamente ácido, responsable de la disminuición de pH en la boca, y el quite de esmalte, o posibles apariciones de caries.
    Bueno, sólo un pequeño comentario acerca de los efectos del anhidrico carbónico.
    La verdad es que esta entrada me gustó mucho, me interesó bastante, y la encuentro bastante completa, ojalá que sirva de mucho.

    Muchas gracias, y buena suerte
    Adios